El Bombón Carbone, la bebida que cautiva a los caraqueños

Romper con la tradición de tomar un café corto, cerrero, con leche o guarapo es ahora posible en Caracas, gracias a la creación de una bebida extremadamente apetecible, con una presentación que atrapa, y que lleva por nombre Bombón Carbone.

Su creador, Pietro Carbone, explica que esta bebida ha tenido mucho auge entre los venezolanos. “Deseábamos brindar un producto diferente y agradable al paladar para los amantes del buen café. Después de diversas pruebas llegamos a la armonía perfecta de sabores, texturas y calidad, gracias a la utilización de la leche condensada Natulac y a la mezcla del buen café Carbone”.

El envase de vidrio donde se sirve el Bombón Carbone permite visualizar tres capas bien definidas. La primera, de 30 mililitros de leche condensada Natulac, que gracias a su consistencia, color y sabor, le da el toque de dulzura perfecta a la bebida. La segunda, la conforma una onza de café espresso y la última, la espuma que lo corona como toque de lujo, es la propia crema del espresso.

El Bombón Carbone forma parte del portafolio de la marca cafetera, y se puede degustar en cualquiera de las Esquinas Carbone, ubicados en centros comerciales del área metropolitana.

Brigadeiro de acompañante

Generalmente, un buen café siempre va acompañado de un delicioso postre. Y, si de eso se trata, la destacada repostera Mónica Gentil, embajadora de Natulac, propone sus llamativos brigadeiros, cuya cremosa contextura y atractiva presentación, hacen de este dulce brasileño, muy parecido a una trufa o bombón de chocolate, un pecado apetecible.

Para Gentil, quien se declara “casada con Natulac”, es de suma importancia la contextura espesa y cremosa de la leche condensada, la cual a su juicio tiene el ´punto’ perfecto de dulce y azúcar , ideal para elaborar los deliciosos brigadeiros.

Control de calidad

En la actualidad, la marca Natulac es la única que elabora en Venezuela leche condensada, la cual además de distribuirla en el territorio nacional, está llegando a otros países de Latinoamérica.

El producto se elabora en la planta Inalcón, ubicada en Quebrada Arriba, Carora. Las materias primas de origen nacional, como el azúcar, la leche líquida o en polvo, son verificadas y sometidas a pruebas realizadas en el laboratorio de microbiología, dentro de las mismas instalaciones, a los fines de evaluar, entre otros aspectos, que el producto sea apto para el consumo humano, sin presencia de bacterias, organismos ni gérmenes extraños a la leche y nocivos para la salud.

Pensando en las necesidades del consumidor venezolano, Industrias Maros, a través de su marca Natulac, ofrece varias presentaciones de leche condensada. El Tetra Pak de 100 gramos, ideal para compartir en un café, con galletas y panecillos; el Tetra Prisma de 340 g, la lata de 397 g, para repostería y heladería; la presentación de tubo de 50 g, propicio para los pequeños de casa y la presentación de 5kg.

Texto : Comstat Rowland

Consigue esta y otras noticias al instante en tu teléfono uniendote a nuestro canal en Telegram. https://t.me/cmtvzla