Reducir raciones sin eliminar alimentos es la clave para alimentarse en cuarentena

Eliminar grupos de alimentos en las comidas diarias, por ejemplo, las grasas o los carbohidratos, es calificado por los nutricionistas como un “grave error”, porque hacerlo afecta la asimilación de nutrientes, vitaminas y minerales que el cuerpo debe obtener para su correcto funcionamiento.

La especialista en nutrición de Gold’s Gym, Amelia De La Peña, explica que aunque en la época de cuarentena social hay una reducción de la actividad física y el gasto calórico por la estadía en casa, lo ideal para mantener el peso corporal, sin aumentar o disminuir, es controlar las raciones que se consumen sin dejar por fuera los hidratos de carbono o los lípidos.

En el caso de las personas que están en control nutricional, si están haciendo menos actividad física, la recomendación es disminuir la cantidad de carbohidratos diario y compensarlo con un poco más de proteína, que da mayor saciedad, y vegetales, es una forma de evitar que esos hidratos de carbono que el cuerpo no usa se depositen en el cuerpo como grasa”, señala De La Peña.

Si las personas no están en consulta con un nutricionista, y además son sedentarias, el consejo de la especialista es que consuman menos cantidad de alimentos y apliquen “trucos” como servirse en un plato más pequeño y hacer varias comidas al día pero con menores cantidades.

 

¿Qué pasa cuando se eliminan los carbohidratos o las grasas?

La nutricionista de Gold’s Gym explica que cuando se eliminan de la dieta diaria las grasas se ve afectada la asimilación de nutrientes y minerales en el organismo.

Si se quitan los lípidos y no se consumen ni grasas buenas, que son las polisaturadas, las vitaminas liposolubles no se absorben, el cuerpo no asimila la vitamina A, D, E, K, entonces comienzan a surgir problemas como caída del cabello, manchas en la piel, debilitamiento del sistema inmunológico, porque no se están absorbiendo nutrientes”, indica.

También llevar una dieta baja en carbohidratos causa la “destrucción” de los músculos. Los hidratos de carbono son los que le dan energía al metabolismo para que trabaje adecuadamente y cuando el cuerpo no dispone de ellos empieza a afectarse también la absorción de los nutrientes de las proteínas. “El organismo comenzará a “sacar” la energía de los músculos, para metabolizar los alimentos proteicos”, explica De La Peña.

 

Recomendaciones para la cuarentena

La especialista advierte que en este periodo de cuarentena es común sufrir de ansiedad y estrés por lo que las “visitas” a la nevera se hacen más frecuentes. Recomienda hacer lo posible por mantener la mente ocupada en alguna actividad, que no tiene que ser ejercicio físico, sino cualquier tarea en casa, como cursos, manualidades o lectura, que también ayudarán con la angustia del encierro.

Cuando hay estrés se ‘dispara’ el cortisol y a su vez lo hace la insulina, que es la encargada que tengamos hambre todo el tiempo y nos hace que busquemos en la nevera esos alimentos con alto índice glicémico. Cuando esto pasa la recomendación es tener frutas, fresas, moras, cambures, y no consumir chocolate o galletas. El problema no es tanto comer más, porque si te comes una ensalada de más no hay problema, pero la gente elige comer azucares e hidratos de carbono”, comenta.

Aconseja ante un “ataque” de ansiedad es bueno tener en el refrigerador frutas frescas cortadas, snack saludables o proteínas ya cocidas, como trocitos de pollo, y evitar comprar chucherías.

Hacer alguna actividad física en casa también es importante para cuidar la salud y mantener un peso adecuado, por lo que recomienda rutinas como saltar la cuerda, bailar o ejercicios con pesas caseras, como botellones de agua.

En las redes sociales de @goldsgymve están disponibles clases de baile y rutinas cortas de cardio y pesas para ejercitar todos los grupos musculares.

Texto: Comstat Rowland