Miss Venezuela 2018 – Isabella Rodríguez: “Más allá del lugar de donde vengas, lo que importa es lo que llevas dentro de ti, tu esencia”

A su regreso de  Londres, Isabella Rodríguez, Miss Venezuela 2018, en una amena entrevista compartió su experiencia en el  certamen Miss Mundo 2019, a la par de brindar un mensaje inspirador, “realmente creo que no hay nada más gratificante que no ser llamada Isabella Rodríguez, sino que te llamen Venezuela,   se siente muy  bien después de un arduo trabajo, pues  ese era   el escenario en el que siempre soñé  estar,  demostrando  un poco  lo que somos los venezolanos, nuestra cultura, eso que nos hace diferentes.  Y digo que nos hace diferentes  definitivamente por  el trato de mis  compañeras del concurso, hacia mí,   nosotros  tenemos algo lindo que  hace traspasar fronteras y la verdad   que ésta fue  una experiencia que volvería a repetir, muchas veces”, subrayó la joven.

¿Qué planes en lo sucesivo  tienes con tu proyecto social, “Yo Sueño, Yo Puedo”?

Este  proyecto social es una labor para demostrar que los cambios a veces no se hacen  sólo con dinero o solamente quizás  con algo tangible. Mi mamá siempre me ha repetido que hasta una sonrisa puede cambiar una vida, y me parece bonito este trabajo que vine haciendo para las niñas de  zonas vulneradas, que en principio y siempre se habló,  es un proyecto que aspiramos se extienda a nivel nacional. Deseo continuar para que  las niñas tengan estas herramientas y  sepan qué papel  fundamental tienen dentro de la sociedad, que  reconozcan  lo que las hace especiales y diferentes al resto del mundo. Para así poder comenzar un cambio,  que ellas sean   agentes de cambio. Es hora  de hacer cosas lindas por nuestro  país ,  por tu vecino, por tu amigo, por tu familia, por tu gente,  pero de corazón hacerlas de verdad.

 

¿Qué  fue lo primero que pensaste,  cuando  tu proyecto social fue elegido entre los diez mejores del mundo?

Imagínense, porque eran más de  100  proyectos  sociales increíbles,   hermosos, entre tantas iniciativas… Estoy feliz porque tras tanto trabajo,  querer y tener tantas  ganas de marcar la diferencia, así sea en pequeña escala se logró llevar  al mundo  esta  realidad .

 

¿Cómo puedes decir que cambió tu vida esta experiencia,  Isabella?

Tengo  mucha más seguridad y estoy consciente del impacto que puedo tener, no solamente en mi país sino  a nivel mundial también,  por así decirlo, acá en esta posición somos vistos por el mundo entero. Las niñas  se sienten tan apegadas a mí, me ven como un ejemplo. La idea es seguir demostrando quien es  Isabella Rodríguez y que ellas  se den cuenta de que  nosotros no somos nuestras circunstancias, somos nuestras posibilidades. Un mensaje para todas las personas que logren escucharme: no importa lo que estén  pasando, no importa su situación, su entorno, siempre y cuando tengan  una meta clara y sepan  lo que quieren, allí todo empieza a fluir.

“Venezuela es una de las más apoyadas por su país”

 

¿Cómo te recibieron en Petare cuando llegaste?

Fue hermosísimo, porque pensé que por la hora ya no habría nadie en la calle, pero  llegué y había  una tarima estaba repleto de personas. Las niñas tenían un vestuario,  me hicieron una coreografía con gaitas y otras niñas también de una zona más arriba,  y  un chico súper talentoso que estuvo cantándome.    Yo no  logré traerme la corona,  pero obtuve otra corona que es el cariño de todas las personas. Quedé arraigada   en el corazón de todos los venezolanos y no hay nada más satisfactorio que  sentir ese apoyo. Cuando estaba allá en Londres y le escuchaba decir a mis compañeras: ‘Venezuela es una de las más apoyadas por su país’, y ver que tu país se une para apoyarte de esa manera se siente  muy bien.

 

¿Tienes planes de desempeñarte en el medio artístico?

Deseo  continuar con mi proyecto  ‘Yo Sueño, Yo Puedo’, es algo que tengo en mente  quiero seguir ayudando, aportando,  trabajando con las personas que se sumaron durante todo este tiempo, empresas y emprendedores y obviamente todo el que  quiera colaborar bienvenido sea. Gracias a Dios hemos recibido ayuda, muchas personas aportaron ese granito de arena, a través de las redes sociales se acercaban y me decían que tenían insumos para un niño hospitalizado, por ejemplo.  Tuvimos actividades en las cuales se donaron alimentos y esto me alegra mucho.

 

¿Cuál es el balance que puedes hacer de tu trayectoria en el certamen Miss Venezuela y Miss Mundo?

Es una  experiencia que sin duda ha sido de mucho crecimiento, fue un año de mucho trabajo, con el voluntariado y de la mano con las actividades que tiene una Miss Venezuela, pero creo que el mayor aprendizaje  que me llevo es que  el mensaje que quería llevar llegó a los corazones de todos los venezolanos.   Es satisfactorio  hacer entender a las personas que más allá del lugar de donde vengas, más allá de lo que  lleves encima,  de la ropa y lujos, lo que importa es lo que llevas dentro de ti, tu esencia, lo que transmites,  es lo más hermoso de toda esta experiencia.    A veces  soñamos muy pequeño, como seres humanos  nos limitamos demasiado,  es hora de empezar a soñar en grande de hacer planes en  grande, más grandes de lo que imaginamos.  Dios tiene un propósito grandioso con cada uno de nosotros y  cuando vamos de su mano las  puertas se abren. Los invito a soñar a que nunca se dejen llevar por las circunstancias,  que sigamos adelante como venezolanos,  unidos, así como estuvo casi un país entero unido el día de mi  participación en el certamen, sí podemos unirnos para muchas cosas y hacer grandes cambios.

Texto: Gerencia de Prensa Organizacion Miss Venezuela