Hotel Fontainebleau de Miami Beach: El mejor de Florida y uno de los mejores del mundo

A los 13 años de edad, visité por primera vez el Hotel Fontainebleau de Miami Beach con mis padres y hermano y, eso se convirtió en una tradición ya que íbamos frecuentemente toda la familia. Luego, me casé, y con mi esposo e hijos también fuimos huéspedes de este hotel maravilloso donde me alojo cada vez que visito a Miami Beach.
Al concebir lo que sería la creación de uno de los hoteles más espectaculares del mundo, el hotelero Ben Novack adquirió la mansión Firestone, hogar del magnate de los neumáticos para automóviles, Harvey Firestone, en 1952 y le pidió al muy famoso Morris Lapidus, quien era conocido por su sensibilidad modernista y su don para los espacios teatrales, que fuera el arquitecto del proyecto hotelero.

Cuando abrió sus puertas en 1954, Fontainebleau Miami Beach era el hotel más grande y lujoso de South Forida. Ubicado frente al mar en el corazón de Millionaire’s Row,en el 4441 Collins Avenue, Fontainebleau Miami Beach es uno de los hoteles más significativos de Miami Beach por su historia y su arquitectura y para mí, ha marcado parte importante de mi vida, ya que desde 1967, fecha en que me alojé allí por primera vez con mis padres, no he podido llegar en Miami Beach a otro hotel que no sea ese, aunque en 3 ocasiones, por invitaciones me alojé en otros sitios, les puedo asegurar, que para mí, como el Fontainebleau no hay.

Entre sus características exclusivas se incluyen un lobby de 17,000 pies cuadrados con la ahora legendaria «Escalera hacia la nada», seis acres de jardines formales con un diseño que reproduce a la perfección los jardines de Versailles y miles de dólares en muebles antiguos para transmitir fielmente la temática de época francesa del hotel.

El hotel siempre ha reinado como el resort líder de Miami y la fachada ligeramente curva de Lapidus se convirtió en el símbolo de la esencia misma del glamour de Miami Beach. Durante casi 25 años, el hotel de Miami Beach era tan conocido que no hacía falta hacer ninguna señal para identificarlo.

Celebridades y artistas, que van desde Elvis Presley y Bob Hope hasta Lucille Ball y Judy Garland, Frank Sinatra, Sammy Davis Jr, Tom Jones, Muhammad Ali, Ann Margret, yo me topé con varias de ellas, incluyendo al gran Muhammad Ali en un ascensor, todo un caballero.

Texto: Ana Teresa Delgado de Marin